Sin Gluten

En Finca La Fronda conocemos de primera mano los problemas del gluten en la alimentación puesto que tenemos dos celiacos en la familia.

En la delicada hora del desayuno cuando la mesa se llena de panes, tostadas y bizcochos… tenemos pan y bollería sin gluten.

A la hora de las comidas y las cenas, por girar nuestra cocina en torno a los productos locales: distintos cortes de cerdo, embutidos caseros, quesos, productos de la huerta, setas… hay mil y una alternativas.

Y además con una sonrisa de complicidad: celiaco, aquí eres bienvenido.