Impacto Visual

Impacto Visual

En la construcción de Finca la Fronda hicimos todo lo posible para reducir el impacto visual: El edificio es de una sola planta y está cubierto con tejas envejecidas. Los pilares, los arcos y remates van revestidos en ladrillo macizo y los paramentos se han pintado en colores cálidos guardando las características típicas de la arquitectura local. No se cortó ni un solo árbol maduro durante la obra, al contrario, desde que nos instalamos se han plantado más de 2.500 plantas autóctonas, sobre todo romero y lavanda. Nuestra estrategia de minimizar el impacto visual ha tenido tanto éxito que es difícil ver el edificio desde los alrededores, queremos que sean los árboles los protagonistas, no la mano del hombre.